moerugomi /Fabián Augusto Gómez Bohórquez

Residencia artística/ 12-23FEB

 

 

La terminología global, el afán enfermizo de definirlo, de ponerle nombre a todo, de ponerle nombre a los comportamientos, preferencias y gustos, desde lo más espiritual a lo más mundano, implica insalvablemente la participación del individuo con los otros. Así, un término como “Queer” implica que los que se resguardan bajo su definición, (acordada por no se quién) hablen en términos de un comportamiento social para con los otros, otro persona, animal o quimera. Yo, creo, no correspondo a ninguno de esos perfiles de consumidor inventariado. Yo, por mi parte, recurro al inventario de mitos que más tengo a mano y me califico Onanista, me valgo a mi mismo, para bien o para mal, un término que no justifica forma y razón de vivir, es más, anula la vida, la futura, en el presente y recuerda a la muerte en el estertor último de la ejecución.