ELISA ARTETA_ DANZA Y POLÍTICA

MINIRESIDENCIAS 3’33 LEAL.LAV 2015

 

Del 26 ENE al 5 FEB. Muestra 5 FEB.

¿Cómo se pueden trasladar entonces pensamientos (políticos, sociales, filosóficos, etc.) al movimiento? Se trata entonces de buscar un cuerpo político, esto es, liberado de las técnicas, no solo de la danza, pero también de aquellas sociales. El propósito de recodificar el propio lenguaje y hacer un uso diferente del cuerpo supone darle un estado político: el cuerpo está impregnado de disciplina pero también puede oponerse a ella al presentarse fuera de los estereotipos establecidos. No consiste en aparentar, sino en hacer; no bailar, sino moverse; no pretender, sino sentir; no creer, sino pensar; no actuar; sino estar; no demostrar, sino ser.

¿Y cómo es ese cuerpo político? ¿Cómo moverse desde un cuerpo disidente? Si las teorías sobre el cuerpo se proyectan desde un ámbito abstracto, la labor de la creación coreográfica consiste en proponer respuestas a estas preguntas desde la materialidad corpórea.

También puede oponerse a ello al presentarse fuera de los estereotipos establecidos. No consiste en aparentar, sino en hacer; no bailar, sino moverse; no pretender, sino sentir; no creer, sino pensar; no actuar; sino estar; no demostrar, sino ser.

elisaarteta

Elisa Arteta  ha cursado en 2014 el máster en Práctica Escénica y Cultura Visual de la Universidad de Castilla-La Mancha con sede en el centro de Estudios del Museo Reina Sofía en Madrid. Su investigación comenzó con el título ¿Cómo bailar hoy?, en un intento de buscar la manera en que tiene sentido bailar o moverse en este momento, pero cada vez ha ido derivando más hacia un estudio de la relación entre danza y política. El proceso de investigación está en realidad comenzando pero seguirá esa dirección en los próximos años.