TALLER OBJETOS + LA TRISTE FIGURA_ David Espinosa

Del 12 al 17 DIC

 

En colaboración con TEA/Tenerife Espacio de las Artes.

 

La obra de David Espinosa gira en torno a la idea de representación y a la ruptura de los límites de la teatralidad, cuestionando para ello el hecho escénico y alterando la ecuación de los elementos que la componen. Manteniendo un espíritu critico, cargado de ironía, sobre la sociedad y el mundo del arte, intenta en cada creación desarrollar un juego formal que sorprenda al espectador y le haga partícipe en el visionado de la obra, exponiendo con crudeza los mecanismos y planteamientos del trabajo.

 

Su trabajo personal comenzó transitando las fronteras del cuerpo y la palabra, introduciendo la tecnología como herramienta escénica, para después sustituir el actor, la presencia física, por el uso del objeto. Interesado cada vez más por la creación de significado a través de la relación entre la forma, la luz y el sonido, ha profundizado en el concepto de espectacularidad planteando dispositivos que mediante métodos precarios y “low tech” generan sofisticados efectos cargados de teatralidad. Juguetes para adultos, con los que ofrece una particular experiencia donde el componente ocioso o lúdico tiene tanto valor como el discurso artístico, creados de una forma artesanal, casera, que siguiendo la máxima punk del “hazlo tú mismo” acercan al espectador la creación contemporánea, evitando la figura del artista sublime, elitista y endogámico.

 

Una instalación performativa sobre el uso de la imaginación y su relación con la percepción y el significado, inspirada en la novela de Cervantes Don Quijote de la Mancha. El lector/espectador explorará la dicotomía entre realidad y ficción, la relación entre imagen y sonido, las disfunciones en la percepción que nos conducen a la locura. Un juego formal que potenciará nuestra capacidad de imaginar, intentando mantener siempre ese sentido del humor tan alabado de la obra Cervantina. Conectada a la idea de novela polifónica, la instalación se caracteriza por el barroquismo y la simultaneidad, una cosmovisión que interpreta la realidad desde varios puntos de vista superpuestos al mismo tiempo, mezclando sin prejuicios el lenguaje vulgar con lo poético, la comedia con la tragedia, la filosofía y la sátira.

 

Para “La Triste Figura”, hemos construido un dispositivo escénico que representa el viaje del personaje principal, Alonso Quijano, hacia la locura. Una instalación mitad escultura mitad maqueta, que trasladará al espectador la percepción que el Quijote tenia de la realidad. Una escultura que ejerce de espacio escénico, de trama y de actor de la propuesta, y que imaginamos como una gran vanitas escénica (en pintura, la vanitas designa un género particular de bodegón, con todo tipo de objetos de alto valor simbólico, frecuente en la época barroca. Los objetos representados son todos símbolos de la fragilidad y la brevedad de la vida, denuncian la relatividad del conocimiento y la vanidad del género humano sujeto al paso del tiempo, a la muerte).