ADRIÁTICO ADENTRO_ Carmelo Fernández

Residencia LEAL.LAV 12-22 OCT

“Abro un nuevo periodo de reflexión donde expandir la búsqueda por temas y formas desarrollados en estos últimos años, en los que las pocas intervenciones que he hecho, fueron en marcos específicos entre lo teórico y lo práctico experiencias espontaneas cuya línea de desarrollo la definió el hacer visible mi situación como creativo y una relación participativa con el público dieron otro tratamiento a la relación con la escena y con el público que también era escena, abriéndome diferentes perspectivas en los usos y contenidos de lo que se desarrollaba

de este lugar me arranco para comenzar a dibujar un mapa de intereses en las líneas del trabajo, quedándome como colchón de fondo el ¿para que?.

 

En este colchón caen enunciados que activan y relacionan el cuerpo compartido, el espacio que abarca su acción y pensamiento, nuestra actividad sensorial, la organización de nuestras percepciones y la digestión de todo esto sigo subiendo por las capas de sustratos que atravieso para construir este ejercicio iniciático y encuentro entradas al trabajo que pasan por la degustación, la orientación, la comunicación oral. todas ellas activadores del viaje de formas, del acto de subjetivizar y objetivizar, buscando sincronizarnos con el efecto mediador del intervalo que nos deja el ritmo de nuestra percepción.

 

La referencia que me ayuda y guía para comenzar la materialización de todo esto pasa por el trabajo interno que las danzas Gurdijieff proponen, lo empírico de un trabajo efímero y el entrenamiento de modificar desde la observación. sus formas consideradas sagradas no son mi objeto de trabajo, es su pozo y disciplina lo que queda en este proceso. su geometría. su patrón. el gesto

 

Las opciones estructurales y estéticas oscilan en estos planteamientos básicos sin encontrar un lugar claro donde empezar a germinar. Quizás buscando aun un orden de relación que deje opción a la construcción sensorial. para ello las reglas espaciales y de participación aún suben y bajan, condicionados por el ¿para que?

 

 

Carmelo Fernández

Coreógrafo, bailarín y agitador cultural después de iniciar sus estudios de danza en Las Palmas de Gran Canaria en 1987 cursa el programa completo del CNDC de Angers entre los años 1993 y 1995. entre el 95 y 97 forma parte de la Compañía Última vez, dirigida por Wim Vandekeybus, Bruselas en el 97 vuelve a Canarias y funda junto a Juan Benítez la estructura el ojo de la faraona, con la que durante los próximos 15 años desarrolla sus propias piezas, coproduce obras de otros creadores, pone en pie el espacio de creación “el hueco del ojo” y produce el festival “a ras de suelo”. paralelamente colabora con estructuras y coreógrafos como Carmelo Salazar, Barcelona, Beatríz Fernández, Barcelona, Rasmus Ölme, Estocolmo, Orlando Ortega, Gran Canaria, colectivo el hueco, Gran Canaria, La poderosa, Barcelona… en 2012 se desvincula de todo esto y solo se dedica a participar en proyectos inmediatos como impresentable, Madrid, in-romeria, Barcelona, ciclo cuerpo y perfomatividad, Tenerife y practica las danzas gurdijeff.